Las décadas de conflicto y la falta de inversión gubernamental han dificultado que las personas en la República Democrática del Congo tengan acceso a la atención médica básica. Las distancias, el costo del transporte, la falta de infraestructura de salud, las malas carreteras, la carga de la enfermedad, la pobreza y la mala nutrición se combinan para crear una mezcla tóxica que resulta en una de las tasas de mortalidad infantil y materna más altas del mundo.

Es en este contexto que SD Congo, con el apoyo de SDIA y muchos otros donantes, ha desarrollado un sistema denominado “Modelo de Centro de Salud Comunitario”, o CSCOM.

El último centro de salud de Susila Dharma es el hospital para madres y niños Kwilu Ngongo. El presidente de SD Congo, Salomon Dianteza Dimpiokia, nos contó más sobre Kwilu Ngongo y por qué este hospital es tan importante.

Salomon Dianteza Dimpioka

En las palabras de Salomon Dianteza Dimpiokia, Presidente de SD Congo

Antes de la construcción del Hospital Kwilu Ngongo, la atención médica de la población fue atendida de manera muy irregular por varias estructuras: un centro de salud privado, una estructura estatal que sufría por higiene y equipos inadecuados y hacinamiento, y por una variedad de profesionales tradicionales, muchos de los cuales son charlatanes. También hay un hospital bien equipado administrado por la compañía azucarera que emplea a muchas personas en el área, pero solo los empleados de la compañía azucarera pueden usar los servicios del hospital. El nuevo centro de salud SD existe para servir al resto de la población.

La República Democrática del Congo está dividida en Zonas de Salud. Cada zona generalmente tiene un Hospital de Referencia General. Kwilu Ngongo no tiene un hospital de referencia oficial, pero el hospital de la compañía azucarera desempeñó este papel.

La zona de salud de Kwilu Ngongo tiene una población de alrededor de 140,000 y el área atendida por el nuevo hospital tiene una población de 27,000. Aunque esta región tiene un nivel de vida ligeramente mejor que el área alrededor de Nkandu, por ejemplo [donde opera otro Centro de Salud SD], todavía existían la necesidad de servicios de salud vitales.

Damas frente al hospital de madres y niños de Kwilu Ngongo. Foto: Viktor Boehm.

El primer paso en el proceso de creación del Hospital Materno Infantil fue la creación de un plan de seguro de salud por parte de un grupo de la sociedad civil. Sin embargo, pronto se dio cuenta de que un Plan de seguro de salud no era muy útil sin una estructura adecuada donde los miembros del plan pudieran recibir atención. Y ahí es donde nació la idea de la nueva clínica. Lee más sobre el camino recorrido desde la idea hasta el hospital totalmente construido y en funcionamiento.

El hospital lleva funcionando un año y un mes. El equipo se ha hecho cargo del trabajo y lo está llevando a cabo. Los libros contables del hospital están balanceados y existe una cadena de suministro de medicamentos.

Hemos aprendido las lecciones de la experiencia de los Centros Comunitarios de Salud, anteriores y se han incluido en una subvención para cubrir el inicio de la implementación. El objetivo es que cuando se agote la subvención, el centro debería tener suficientes ingresos y reservas de medicamentos para sobrevivir. Esta subvención para operación es de 2 años. Por otra parte, los ingresos provienen del pago del paciente por consultas, exámenes de laboratorio, etc., y el estado proporciona algunos medicamentos, por ejemplo, antipalúdicos.

El hospital está muy concurrido. De hecho, los niños y las mujeres a veces son llevados a un espacio de alojamiento de enfermeras para ser atendidos ya que no hay suficientes camas. Y hay intervenciones incluso durante la noche debido a la falta de espacio. Por lo tanto, existe la necesidad de construir una extensión para estas nuevas unidades. El laboratorio no está a la altura de los estándares del hospital. Y, por último, tenemos que construir una morgue.

Se espera que esta extensión sea financiada por BMZ, a través del arduo trabajo de SD Alemania. Se están elaborando presupuestos y las perspectivas para obtener la financiación son buenas.

___________________________________________________________________________

Una madre con su bebé en una consulta pre-escolar en el CSCOM de Nkandu III

Los otros CSCOM de Susila Dharma son:

Lemba Imbu. Aquí hay un alto nivel de tráfico de pacientes para la unidad de cirugía y pediatría. Las transfusiones de sangre ya se llevan a cabo aquí y se han comprado terrenos para la construcción de una sala de cirugía.

Nkandu III es un centro de salud, no un hospital. La transfusión de sangre y otras operaciones complejas se transfieren a otros lugares, pero esto es un desafío para las personas debido a problemas de transporte. El centro también necesita un médico permanente.

Kingantoko es también un centro de salud que ofrece solo un paquete mínimo de atención médica.

La organización miembro de SDIA congoleña CEDERI Madimba también dirige un centro de salud y planea agregar un servicio pediátrico.

Mejorar el agua y el alcantarillado está intrínsecamente relacionado con la mejora de la salud. Kingantoko tiene un proyecto de agua y alcantarillado y, tras el éxito de su proyecto de agua limpia para la aldea de Kimbobolo, CEDERI Madimba quiere proporcionar agua potable a tres aldeas vecinas.

¡El trabajo de Susila Dharma para mejorar la salud en la RDC está lejos de terminar!

[i] Las organizaciones de donantes que han contribuido al desarrollo del modelo CSCOM incluyen SDIA, el Fondo Internacional Buchan, Blond Trust, SD Canadá, SD Gran Bretaña, SD Francia, SD Alemania, BMZ, SD USA, MSF y la Fundación Guerrand Hermes para la Paz, todos trabajando juntos para ayudar a cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible en la República Democrática del Congo (RDC).